En CGI, animación y videojuegos y una buena textura marca la diferencia entre un trabajo de calidad a uno medianamente logrado.

Uno de los grandes errores que se comenten a la hora de iniciar en 3D es descargar una textura de internet y aplicarla a una superficie. El problema con eso, es que una textura en 2D no funciona muy bien en un software 3D

Balance entre Calidad y Rendimiento

Vale la pena plantearse dónde sera usado nuestro modelo. En videojuegos es importante mantener cierta cantidad de cuadros por segundo (FPS). Por lo que modelos de alta resolución que se usan en animación no tendrían un buen rendimiento en un Game Engine.

Entonces, ¿cómo podemos conseguir un rendimiento fluido y visuales realistas?

Los mapas normales (normal maps) y mapas de altura (height maps) son una de las mejores alternativas para resolver el conflicto entre calidad y rendimiento. El secreto es que estos mapas nos permiten visualizar más detalles con menos geometría.

Mapas Normales vs Mapas de altura

Aunque ambos mapas le dan a nuestros modelos de baja resolución una apariencia con mas detalle. Se utilizan con propósitos distintos.

Mapa de altura: La diferencia más notable es que el mapa de altura es que este está en escala de grises. El color negro hace que el relieve sea bajo, el color blanco que sea alto y cuando es gris en 0.5 significa que no hay cambio de altura.

Mapa Normal: El mapa normal contiene valores RGB. Cada valor del color indica la dirección de la pendiente. La ventaja de los mapas normales es que podemos crear curvas artificialmente y obtener un efecto de biselado.